10 de marzo de 2008

PRESENTACIÓN

Alguién me dijo una vez, que un aficionado al bonsai no podía ser "mala gente", en ese momento dicha afirmación me llenó de satisfacción, pensando que esa era la imagen generalizada del aficionado al bonsai, alguien buena persona, amante de la naturaleza, pacíficos y con un gusto, tal vez excesivo, por el aire libre.

Pasaron los años, empecé mi colección, conocí personas y personajes y navegué por mil webs, siempre en busca del conocimiento, el bonsai es conocimiento y en esa búsqueda puse mi empeño.

Hace tiempo, demasiado tal vez, comprobé que quién en un principio hizo tal aseveración no era aficionado al bonsai. Practicar bonsai no te hace diferente, como cualquier actividad en la que se mete por medio el dinero, se corrompe y el bonsai no ha sido ajeno a dicha máxima.

No hay comentarios: