23 de febrero de 2013

PREPARANDO GUBIAS

Ando buscando alguna gubia de calidad de esas que tienen forma de guadaña, para trabajar jines, el caso es que hoy recordé que tenía seis gubias del chino e hice una prueba para ver si podía curvar alguna y prepararlas hasta que compre las que busco.
Estas son cuatro de las seis gubias rectas que tenía desechadas.
















Con la ayuda de un soplete pongo los hierros al rojo y doblo con cuidado tres de ellas, dándole terminaciones diferentes. Una en punta.
















Otra afilando todo el lateral, y adaptando la forma de guadaña, que era la que necesitaba.
















Y la última, aprovechando el troquelado original de la gubia.
















Ya puestos, afilo y pulo las otras tres gubias y quedan en perfecto estado de uso.








21 de febrero de 2013

PLANTACIÓN DE BOSQUE DE GRANADOS SOBRE PIEDRA

Continúo con el rescate de hilos, este fue publicado en Bonsaisur.

Pues nada, como seguimos con el frío, rescato una serie de imágenes de la plantación de un bosque sobre una piedra.
Se trataba de una serie de esquejes de granado que tenía en una maceta y que estuvieron a punto de ir a la basura, pero como soy un polilla y me da pena tirar nada pues aproveché que tenía todo el material necesario, o sea, varios plantones de granado, polvo de akadama, algo de musgo sobrante de un trabajo anterior y una piedra de cantera, para pasar un rato entretenido.

Aquí los afortunados.

Con el polvo de akadama y un poco de turba (70% y 30% respectivamente) elaboro el keto, mezclar bien y amasar hasta tener una masa suave y algo compacta.


 El musgo empezaba a estar seco, pero era lo que tenía.

















Tampoco puedo decir que la piedra tuviese pedigrí, ni siquiera era de Tokoname, pero bueno, era plana por una cara y algo cóncava por la otra, así que perfecta.
Previamente realicé unos agujeros que servirían, además de drenaje, para pasar los alambres de sujección.
Como era relativamente pequeña ni siquiera puse un murete de keto, limitándome a poner una fina capa en la superficie de la misma.

Una vez preparado el recipiente, procedo a la separación y limpieza de los plantones, reduciendo la masa radicular al mínimo prudencial.

















Efectúo varias pruebas, examinando las posibles ubicaciones de los plantones.

















Una vez determinada la posición de cada uno, procedo a su colocación y correspondiente atado con alambre.

















Vista preliminar del primer grupo.

De momento, todo bien, así que continúo pasando alambres para los otros dos plantones. Como podéis observar, la piedra no destaca por su ligereza.

 Más ataduras.

















Poco a poco hemos terminado colocando los cinco plantones. Hay que tener mucho cuidado al apretarlos, ya que un exceso de presión sobre las raíces podría dañarlas fatalmente.

















Llegó la hora de colocar el keto. Yo no entiendo como de pequeño me gustaba jugar con el barro, esto es una guarrada.

















Vista aérea de nuestro bosque encantado.

















Terminando de poner keto. Hay que introducirlo con cuidado entre las raíces, que aquí no podemos palillear.

















Bueno, parece que ya hemos terminado de guarrear y podemos lavarnos las manos.

















Interesa que el keto esté más bien húmedo, así nos permitirá que el musgo, que también habremos humedecido previamente, se adhiera mejor.

















Poco a poco, iremos acoplando el musgo, intentando que no quede uniforme, así nos dará la sensación de un terreno agreste.

















Ültimos retoques.

















Et voilá. Listo para revista. Bueno, bonito y barato. Hemos practicado algo que sólo había visto en libros, aprovechado unos plantones inservibles y pasado una tarde entretenida y al aire libre (con un frío del car...o, todo sea dicho).

















De haber realizado este trabajo un mes antes, podría haber sido mucho más severo con las raíces, pero ya estaban brotados, así que no corté todo lo que hubiese deseado.
Aquí nuestro bosque ese invierno.















Esta es una de las ventajas de estar haciendo contínuamente esquejes, siempre te pueden ofrecer una tarde de entretenimiento.

15 de febrero de 2013

TRANSPLANTE PINO PIÑONERO

Este pino piñonero procede de semilla, plantado por mí cuándo pensaba en "semillas". Esta especie no es adecuada para bonsai pero bueno, todo sea por mantener el producto nacional.
Siempre he transplantado los pinos a final del verano, pero esta tarde hacía un solecito tan bueno que incitaba a permanecer en la azotea y ya que estaba allí, pues este mismo.
Le hacía falta un limpiado de acículas y algo de alambre.

Al deshacer el cepellón lo primero que me encuentro es algo blanquzco, y pinta rara, eso sí, conforme lo manipulo desprende un agradable olor a pino.
















Afortunadamente tenía desocupada una maceta tipo tambor que le venía de perlas, algo grande, pero ideal para continuar con el cultivo. Es sorprendente la capacidad de sustrato de estas macetas, en un principio pensé que sería un cambio demasiado drástico de macetas, pero poco a poco, entró en ella prácticamente una cantidad similar a la de origen. Bueno, ya la tenemos preparada por algunos añitos más de engorde.


13 de febrero de 2013

COMO CONSEGUIR UN BONITO NEBARI

Sigo con el rescate de cosas viejas.

Uno de los mayores problemas que nos solemos encontrar es conseguir un nebari decente. Conseguir arreglar las raíces en un plantón de vivero a veces es una tarea difícil incluso imposible. Pero cuándo nuestra planta procede de semillas, nada es más fácil.
Este ejemplo corresponde a un Morus Alba, nacido de semilla en esta primavera, en el mes de junio lo saqué del semillero y planté en una maceta individual pequeña. Sobre el mes de agosto lo pasé a una maceta mayor, le corté la pivotante y disponiéndole de un drenaje "exagerado", más o menos un 30 por ciento del tiesto. Ahora a mediados de diciembre vuelvo a transplantar, corto un tercio de raíces y ahí va el trabajo. Para ello necesitares una porción de porexpan más pequeño que el diámetro de la maceta.

















Con alambre fino haremos unas especies de horquillas que nos ayudarán a sujetar las raíces al porexpan.

















Limpiaremos el cepellón y lo lavaremos. Como podemos comprobar en tan sólo unos meses ha desarrollado un buen pan de raíces.


















Hacemos un buen recorte de raíces, las peinaremos, abriremos y situándole el porexpán debajo procederemos a pasar los alambres de modo que queden bien sujetas al porexpan. Para poder hacer una buena presión sobre ellas y que adopten el ángulo adecuado y una vez pasados los alambres abriremos éstos por la parte baja del porexpan (esto no viene en ningún libro).

















Una vez bien sujetas procedemos a colocar el conjunto en la maceta elegida rellena previamente con una buena capa de drenaje y la mezcla elegida (en éste caso y como nos interesa un fuerte crecimiento el sustrato lleva un porcentaje alto de compost). También aprovecharemos para dar un último ordenado a las raíces.

















Ya sólo nos queda tapar todo conjunto con más sustrato, con uno o dos dedos de altura es más que suficiente. El porexpán obligará a las raíces a crecer horizontalmente, en varios años y con los recortes correspondientes habremos conseguido un crecimiento radicular digno de ser sacado a la luz. Bastará con que lo vayamos destapando poco a poco.
Y como siempre recordar que en mi tierra no hace frio, encontrar un día que la temperatura baje de 5 grados es difícil, aquellos que vivaís en lugares menos templados tendreis que esperar al principio de la primavera para hacer trabajos de este tipo.

















Han pasado once meses desde el anterior post. Ha llegado el momento de quitar el porexpan y ver lo que hay. Ahora lo que vamos a hacer es además de un nuevo trasplante, un recorte importante de raíces y plantado en una maceta un poco mayor.
Cuándo quitamos la arena superficial encontramos esto. Las raíces se han desarrollado en cantidad y presenta buen aspecto.


















Limpiaremos con agua el cepellón y damos un buen recorte, podemos ver como las raíces han crecido de forma totalmente horizontal.
















Aunque durante estos años ha estado un poco olvidado, comparando fotos es cuándo veo como se ha casi triplicado el grosor que tenía en 2005.

11 de febrero de 2013

ELABORACION DE UNA MACETA DE MADERA

Ahora estoy prácticamente liberado de los transplantes y dedicándome a otras labores rutinarias, pero el mal tiempo y el frio me tienen un poco atrincherado, así que rescato un hilo subido hace unos años a Portalbonsai.

Proceso de elaboración de una maceta de madera de 46x35x9 cms.
Material necesario: Listones procedentes de un palé que usaremos con el ancho que tenga.
Sierra de calar.
28 tornillos rosca madera de 35 mm.
Atornillador.
Lijadora orbital.
Corte de listones a la medida deseada: 12 minutos.
Ensamblaje con tornillos y atornillador: 14 minutos.
Ligero pase de lijado: 5 minutos.
Pintado con protector de madera: 4 minutos.

La elaboración total de la maceta, una vez tenemos los materiales necesarios nos lleva 35 minutos. La terminación no es muy buena, pero yo soy un manazas y como es un útil perecedero y que con suerte espero sacar 3 años de uso, tampoco hay que esmerarse demasiado.
Sólo tuve que comprar los tornillos, precio de la caja 84 céntimos.


















Para el drenaje nos dejamos de rollos de hacer agujeritos con la broca que es muy trabajoso y nos limitamos a dejar una buena separación entre los tres listones que conforman el fondo. Por la parte interior ponemos la rejilla asegurada con grapas. Aunque se ve brillante, no está barnizada, es sólo el efecto de haberle aplicado un endurecedor de madera.

Dotamos de cuatro patas, obtenidas de las sobras, aseguradas con un sólo tornillo.
Lo bueno de usar palés es que podemos disponer de listones bastante largos que nos permitirán realizar macetas de medidas grandes y la dureza de las maderas con que están fabricados.
Lo malo, cargar con un palé hasta nuestro lugar de trabajo.
Un saludo y ánimos, con 35 minutos de trabajo tendremos una maceta de cultivo, con una medida personalizada y que nos durará, al menos, tres temporadas.
Bueno, bonito y barato.

















Estimé la duración de la maceta en unos tres años, pero me equivoqué, hoy día sigue en perfecto estado de uso, y la única reparación que he tenido que hacerle es la sustitución de las cuatro porciones que utilicé para patas. Ya son seis años de servicio.

7 de febrero de 2013

COMPRO VARIOS NÚMEROS DE BONSAI ACTUAL

Pues eso amigos, estoy intentando completar mi colección de la revista Bonsai Actual y me falta el número:  121.
Si lo tienes repe o quieres vendérmelos, pues ya sabéis, yo estoy interesado. Saludos.

5 de febrero de 2013

MADROÑO MUERTO, VIDA PARA UN JUNÍPERO

Este es un madroño que llevaba conmigo un montón de años, y aunque a pesar de su poco interés bonsaístico, le tenía gran aprecio y su pérdida tardaré en olvidar (años sin perder una planta y va y por descuido mío, mato precisamente éste).
Todos los años me deleitaba con flores, aunque no muchas, pero sí las suficientes, hasta que el exceso de confianza me lo hizo pagar caro, no me dió una segunda oportunidad.

Así era en 2007.

Y así en 2010, después de cambiar totalmente la orientación de las ramas. La base del tronco había crecido enormemente, en sólo tres años había duplicado el diámetro.
 El caso es que sabiendo de la dureza de la madera del madroño, pues pensé utilizarla para mi primer tanuki, por un lado haría algo nuevo para mí, y por otro, podría seguir manteniendo su recuerdo.

Aquí ya pelado y con el surco lateral abierto.

Y como no, una manita de sulfocálcico. Ya sólo me falta el afortunado que tendré que sacarlo de algún esqueje de esta primavera. Si alguno de vosotros me regala un esqueje de Itoigawa tendría que ser muy fino para poderlo encajar fácilmente, caso contrario, pues llevará un Phoenica de mi cosecha. ;)

3 de febrero de 2013

TRANSPLANTES DEL DÍA, DOS PIRACANTAS FEAS

Estos dos troncos proceden del desecho de una de las recolecciones de 2010, y como es costumbre en mi, en vez de tirarlos directamente a la basura, fueron a una maceta, y como también es costumbre en aquellas plantas que nos da igual que se mueran, pues brotaron con todas sus fuerzas y aquí están, preparadas para ofrecerme un montón de flores. Me servirán para regalar a algún visitante/aprendiz que pase por casa. 
 


1 de febrero de 2013

¿JUNÍPERO? DESCONOCIDO

Este ¿junípero? aunque por la acícula parece un chamaceparis en pequeño, procede de una de esas plantas que cuándo llegan las navidades invanden las grandes superficies a 1 euro, venía pintada con spray de ese blanco que simulaba nieve (un antojo de mi mujer ese día), el caso es que pasada las navidades y como seguía vivo fue a parar a un rincón de la azotea, y a los dos o tres años y viendo que resistía, lo transplanté a una maceta de barro, y siguió olvidado, tanto que ni siquiera me molesté en sacarle foto hasta el año pasado, que percatándome de lo que había crecido pues recibió el primer cuidado bonsaístico, o sea, corte de ramas, pinzado y alambrado, vamos, la ilusión de toda planta ;), dejando el transplante y corte de raíces para este año, me ha sorprendido que a pesar del tiempo que llevaba en la maceta, la misma no estaba congestionada de raíces, y la inmensa mayoría eran finas y fuertes. Si resiste este transplantado, tengo planta para muchos años.
Sigo sin saber de qué especie se trata, así que si alguien la indentifica, se lo agradecería. Tiene una tonalidad azul/plateada.