1 de enero de 2015

INTERCAMBIO DE MACETAS.

Aprovechando una buena mañana le he metido mano a un par de plantas, la cosa era intercambiarles las macetas. Un arce palmatum en cultivo ubicado en una maceta grande, y un acebuche, en una maceta muy ajustada y que necesita recobrar fuerzas.

Después de un par de años en esta maceta me apetece verlo en una que le vaya mejor.

El acebuche en la suya pide un respiro en un zapato más grande.

Al tratarse sólo de un cambio de maceta, el trabajo es rápido, aligerar un poco el cepellón para ajustarlo a su nuevo contenedor.

Listo.

Ahora le toca el turno al acebuche. No suelo ponerle nombre a ninguno de mis árboles, este es la excepción, lo llamo Carthago en honor a Juan Antonio, ideólogo del diseño original del mismo.

Sin lugar a dudas, esta maceta le viene mejor.


 Cada oveja con su pareja.




Aunque no lo parece por la distancia diferente entre fotos, la maceta del acebuche es mucho mayor.














Quién diría entre en la primera foto y la segunda sólo han pasado tres años y medio. Este proyecto me tiene muy ilusionado, fue mi bautizo como carpintero.


4 comentarios:

Daniel Torres dijo...

Impresionante evolución del acebuche!
A mi esta primera me tocan varios transplantes, ya me estoy mentalizando!
Un abrazo

Kai dijo...

Hola Daniel, gracias por tu vista. La verdad es que sí, miro ambas fotos y me parece imposible que de una pata de elefante haya salido algo que se puede mirar.
Saludos.

Ishi Kasai dijo...

El acebuche es impresionante.
Un abrazo

Kai dijo...

Gracias por la visita, Ishi. Un abrazo.