14 de febrero de 2020

CHAMAECYPARIS LAWSONIANA "PELT´S BLUE"

Este chamaecyparis procede de una de esas plantas que cuándo llegan las navidades invanden las grandes superficies a 1 euro, venía pintada con spray de ese blanco que simulaba nieve (un antojo de mi mujer ese día), el caso es que pasada las navidades y como seguía vivo fue a parar a un rincón de la azotea, y a los dos o tres años y viendo que resistía, lo transplanté a una maceta de barro, y siguió olvidado, tanto que ni siquiera me molesté en sacarle foto hasta que percatándome de lo que había crecido pues recibió el primer cuidado bonsaístico, o sea, corte de ramas, transplante, pinzado y alambrado, vamos, la ilusión de toda planta ;).


Me sorprendió que a pesar del tiempo que llevaba en la maceta (seis o siete años), la misma no estaba congestionada de raíces, y la inmensa mayoría eran finas y fuertes.

Así estaba en 2013 y después de su primer trasplante a maceta de bonsai.

Hace un  par de años empezó a secar ramas sin motivos aparentes e intuyendo un posible problema fúngico le hice varios tratamientos con Aliette y se detuvo el secado, y tras mucho tiempo esperando la recuperación de las ramas afectadas, no rebrotaron a pesar de permanecer algo verdes por el interior, quedando sólo una, así que ¿por qué no usar las ramas muertas para jin y tenjin?

 Una vez pelada la "zona muerta" y aplicada pasta cicatrizante en los labios de corte.

Y ya puestos, pues alambrar para intentar conseguir algo parecido a una copa. Este ángulo me gusta pero tiene el hándicap de que por la disposición de las ramas pues no hay ápice.

Tras casi dos años recuperándose, he vuelvo a intentar sacar ramas de donde no las hay, tiene muchas y todas mal colocadas, así que con rafia y alambre hago una primera aproximación para la estructura básica. No puedo hacer nada más de momento, sigo sin ápice.

Y una comparativa de como era y como es.

No hay comentarios: