16 de octubre de 2021

ACER PALMATUM "KOTOHIME".- CULTIVO DESDE CERO.

Kotohime pertenece al grupo de enanos (Dwarf) verdes. Tiene una de las hojas más pequeñas de todos los arces japoneses. Las hojas se dividen en cinco lóbulos ovados con puntas en forma de cola y dos pequeños lóbulos basales. Los márgenes están profundamente dentados. Los tallos de las hojas son muy cortos. Las hojas nuevas emergen como una rosa brillante o rojo anaranjado, más intenso en los bordes de las hojas y sombreando el centro verde claro. El follaje de verano es verde claro brillante. Los colores del otoño son amarillo claro mezclado con naranja. Esta pequeña planta robusta, muy densa, erguida y redondeada es útil en lugares especiales como jardines alpinos. También es popular entre los especialistas en bonsai y se puede entrenar en forma de escoba muy apretada. El nombre "Kotohime" significa arpa pequeña.
 
Este es otro de los ejemplares canallas del lote que compré a Lotta Plants en lo que sin dudas fue la peor compra de mi vida en cuanto a arces se refiere. Queda claro que no recomiendo esta tienda ni para que te regalen ejemplares. Además de ser un ejemplar minúsculo y raquítico, tenía el injerto más perruno que he visto en mi vida. Este es uno de los inconvenientes de comprar online, pero ya estaba en casa.

Al tener claro que lo iba a acodar pues no toqué las raíces y me limité a trasplantarlo, tras un año de recuperación, ya en marzo 2019 preparo el acodo por la forma tradicional del pelado de anillo, siendo separado en el mes de septiembre.

Para 2020 y plantando en la mezcla que uso en estos casos (60% akadama y 40% sustrato orgánico), brotó fuerte y las hojas recién nacidas fueron todo un espectáculo de tonalidades girando desde el amarillo hasta el rojo intenso, aunque rápidamente viró al verde. Lo mejor de todo es que el tachigiari había engrosado bastante.
 
En 2021 la fuerza del ejemplar despega y empieza a mostrar lo que es esta variedad, crecimiento fuerte y unos entrenudos muy cortos y con una densidad tremenda de hojas. La parte negativa es que no se lleva muy bien con el sol, aunque ahora en otroño tiene las hojas perfectas también es cierto que ha estado situado siempre en sombra o recibiendo sol en muy cortos periodos de tiempo. Este invierno le toca trasplante y si veo que tiene un buen pan de raíces, la próxima primavera lo situaré en un lugar expuesto al sol y veremos como reacciona.

CONTINUARÁ.

No hay comentarios: