31 de agosto de 2011

EVOLUCIÓN BOUGANVILLA GLABRA

Desde siempre he tenido en el jardín de casa boungavillas de varios colores, la verdad es que es una planta que me encanta. Hace algunos años y con motivo de las rutinarias podas me quedé con un par de esquejes para hacer lo que hacemos todos los principiantes, meterlos en una bandeja y ver un "bonsai". Han pasado algunos años y sigue resistiendo la campeona, a pesar de haber estado olvidada y sin apenas trasplantes, ya que como veréis pues es lo que es. La pobre ha sido uno de los conejillos de indias con los que practicaba cualquier cosa nueva que aprendía. No obstante, con la visita de mi amigo Carlos me animó a aclararla un poco y bueno, mejoró bastante, aquí subo el desarrollo de la misma.

Este es el aspecto que presentaba en 2004, tronco muy delgado y demasiado alta, no obstante, florida a rabiar.

En 2007 estaba así, abandonada a la mano de Dios.

Fue por entonces, cuándo viendo las ganas de vivir que tenía empecé a mirarla de otra forma. En la primavera de 2011 no se veía fea aunque demasiado alta para un shohin y es aquí dónde apareció Carlos.

Vista cenital de ese día. Lo más curioso de este ejemplar es que además de haber reducido enormemente las hojas es que también ha empequeñecido las flores. Tened en cuenta que no es una variedad nana. Las flores que se aprecian están totalmente desarrolladas. Probablemente el régimen disminuido de transplantes haya sido beneficioso.

En agosto de 2011 quedó así. También le he dado una manita de líquido de jin, las bouganvillas tienen una madera muerta poco resistente, así que la iremos preparando para el invierno.

19 de agosto de 2011

CAMBIO DE LOOK DE ACEBUCHE

Este acebuche fue presentado en sociedad en:
http://kaibonsai.blogspot.com/2011/05/evolucion-acebuche-el-cabezon.html

El caso es que un acebuche con pinta de conífera, como que no, llevaba tiempo con la idea en la cabeza pero no me decidía, estaba así antes de la visita de mi amigo Carlos, y fue él quién terminó de convencerme.

Antes:
Fue defoliado en julio, y ahora está así, a falta de ordenar un poco las ramas para cubrir espacios, estoy seguro que cuándo densifique quedará mucho más convincente y ya parecerá un acebuche de verdad.

18 de agosto de 2011

TRABAJO COMPARTIDO EN ACACIAS

Hoy he tenido el honor de ser visitado por mi amigo Carlos, un experto en acacias, y aprovechando la ocasión le he presentado varias con las que no tenía ni idea qué hacer, ni corto ni perezoso me pedió unas podadoras y así echamos la mañana. Una mañana pura de bonsai y algo más.

Aquí en plena faena.


Tomando medidas.


Vista general de los agraciados.

16 de agosto de 2011

INJERTO EN ACEBUCHE

Siempre es bueno tener conejillos de indias. En este caso se trata de un larguirucho acebuche al que hace unos meses dejé una rama baja siguiendo el contorno del tronco para proceder a su injerto.
El principal problema de los injertos es el feo abultamiento que suele quedar en la zona del injerto y lo que voy a tratar de conseguir es injertar una rama con una zona de unión lo más suave posible. En un principio tendría poca importancia porque queda en la parte trasera del tronco, pero bueno, mejor si no se nota. Ya ha pasado el mini parón veraniero y mis plantas vuelven a la actividad normal, así que ha llegado el momento.

Para eso efectúo un canal en el tronco del diámetro de la rama a injertar. Ato fuertemente con rafia, sello con pasta y vuelvo a enrafiar encima.

Una vez vuelto a enrafiar, comprimo con una sargenta, antes de que se seque a la pasta.

Podría haber injertado la parte de la curva para que también quedase oculta, pero si todo va bien, la rama que me interesa y con la que rehaceré, es la marcada.


Estoy seguro que con la compresión realizada la zona de injerto será mucho menos evidente, ¿pero conseguiré disimularla totalmente?

Dentro de unos meses, el resultado.

8 de agosto de 2011

NOLINA

Estaba aburrido y me fui a dar una vuelta por un vivero, me encontré una planta bulbosa llamada Nolina, y me gustó, aunque en las imágenes no se aprecia, el nacimiento de las hojas tiene un tono rojizo cautivador, así que por dos euros quién se resistía, para casa y para lo único libre que tenía, una piedra de tres kilos. No es bonsai, no es acento, pero mola un montón.