26 de diciembre de 2018

MANTENIMIENTOS INTERTRANSPLANTES.- ROSMARINUS OFFICINALIS

Este romero fue transplantado en enero de 2018 y después de un año en una maceta más bien ajustada y la maceta está sucia y presenta restos de depósitos de sales que la afean enormemente, por lo que necesita un buen limpiadito.

En primer lugar, sacamos el cepellón de la maceta procurando que no se deshaga, ya que no vamos a transplantar, limpiamos todo su contorno y cortamos levemente todas las raices que queden al aire.

Una vez limpia de tierra la maceta, la introducimos en una mezcla de agua y ácido clorhídrico (agua fuerte, salfumán). Como sabemos, además de su gran acción desincrustante, este ácido reacciona con las sales y las descompone, siendo una solución ideal para la limpieza integral de macetas.
AVISO: EL ÁCIDO CLORHÍDRICO ES ALTAMENTE TÓXICO Y PELIGROSO PARA LOS SERES VIVOS, MANIPULAR SIEMPRE CON GUANTES Y GAFAS DE PROTECCIÓN, EVITANDO SALPICADURAS Y CUALQUIER CONTACTO CON LA PIEL O MUCOSAS. LEER ATENTAMENTE LA ETIQUETA Y RECOMENDACIONES DEL PRODUCTO ANTES DE SU USO. POR INGESTIÓN, ES MORTAL.

Bastan pocos minutos para que la maceta quede como nueva y liberada de manchas blanquecinas y restos de sales. Una vez fuera del ácido las lavamos enérgicamente con agua a presión para eliminar cualquier resto de ácido que pudiese quedar.

Una vez seca, hidratamos la maceta con algún producto específico, en mi caso, utilizo aceite infantil, muy barato y con grandes resultados y totalmente inócuo para las plantas.

Introducimos el cepellón en la maceta. Como podemos ver, al llevar un año plantado, ya eliminé el musgo protector, lo que permite una mejor oxigenación del sustrato y rellenamos con nuestra mezcla habitual.

Ya sólo nos queda hacer una limpienza intensiva de la zona verde con agua a presión, que elimina suciedades y algún bichejo que pueda andar por sus ramas, terminando con un buen regado.

Y ya lo tenemos listo para una nueva temporada. Podríamos cepillar ese verdín que se ve por la parte baja del jin, pero a mi me gusta así, da un aspecto más natural. Caso de que las maderas muertas necesitaran una aplicación de líquido sulfocálcico, este sería un momento ideal para aplicarlo.

22 de diciembre de 2018

EVOLUCIÓN DE UN TOCÓN DE PIRACANTA

Después de un acodo separado en 2011 me quedó un tocón de piracanta que después de estar varios días en el cubo de la basura terminó plantado en una maceta.
Al año siguiente estaba así:

Desde entonces no había sido tocada, salvo intentar disimular el corte en la madera muerta. En 2016 y después de haberme encontrado una laja de arenisca que podría servir para plantar algo, me acordé del tarugo éste y decidido: plantación en laja. Las ramas no fueron sido trabajadas en absoluto y sólo podadas aquellas que iban saliendo hacia arriba salvo la de derecha baja que le puse un tensor.


La evolución de la planta había hecho que hubiese quedado descentrado su plantado con el movimiento del verde. Así que tocaba una pequeña modificación para corregir el plantado.

Y hoy día 22 de diciembre de 2018 aproveché para mover el cepellón hacia la derecha, consiguiendo que el movimiento de la copa quedase más armónico con la laja.

18 de diciembre de 2018

JUNÍPERO PHOENICEA.- EL HERMANO POBRE DEL BONSAI.

Corría 2008 cuándo dando un paseo por un vivero me encontré varios juníperos a la venta, no eran gran cosa pero por el precio que tenían, quién no se llevaba alguno. Larguiruchos y feos, pero bueno, con experiencia cero en junis pues seguro que para algo me servirían, aunque sólo fuese como conejillos de indias. Esta es la evolución de uno de ellos.

Debí trasplantar al instante pero un exceso de precaución me llevó a perder un año plantado en ese sustrato perruno del vivero. Así estaba en 2010, cuándo llevaba un año en akadama.

Cuánto más lo miraba, más feo era y fue entonces cuándo recordé haber leído unos doblados traumáticos en juníperos, dicho y hecho. Dremmel en mano y primer paso, vaciado de un canal longitudinal en las zonas por las que pretendía doblar, parece mejor que la acanalura quede en la parte interna.

Una vez vaciado procurando no tocar la capa superficial, introduje dos alambres de 4mm a modo de nervios, para reforzar la zona vacía. Tal vez me pasé, el junípero es bastante noble y con un alambre de 5mm hubiese sobrado.

Una vez fijado el alambre, procedí a un enrafiado generoso, desconocía hasta dónde podría llegar y quería apurar al máximo.
 Una vez enrafiado y alambrado pues a doblar toca. Este procedimiento tiene grandes ventajas, una de ellas es que podemos convertir una vara larga en una planta llena de sinuosidades a la que podremos sacar más provecho, la otra gran ventaja es que conseguimos acercar el verde a la parte baja, dándole a la planta un aspecto más compacto y tupido.

En octubre de 2011 y pasado un tiempo prudencial, me decido a quitar las vendas a los conejillos de indias, la verdad es que tengo que reconocer que la buena fama de los juníperos no es gratuíta, son duros de verdad, no sólo soportaron  las judiadas que les hice, sino que además tienen hasta buen color. Por cosas de la vida, el ejemplar de esta entrada, fue el que peor reaccionó.

En junio de 2018 y una vez pasado un tiempo más que prudencial, varios transplantes y dedicados exclusivamente al cultivo, llega el momento dar un pasito más en su evolución hacia un posible y futuro bonsai. Así que herramientas en mano procedo a la eliminación de varias ramas, dejando por supuesto, un tramo largo para intentar trabajarlos como jin.

 Con la situación algo más despejada, vemos sus posibilidades. 

Un cambio en el ángulo de plantado nos lleva a un ejemplar aparentemente más equilibrado, así que decidido, a la hora de transplantar tener en cuenta este cambio.

Poco a poco elimino alguna rama más, así como descortezo aquellas que, al menos de momento, se convertirán en jin, es importante alambrarlas ahora que están vivas, cuándo se sequen sería más difícil darles formas.
También aprovecho para limpiar la corteza de escamas viejas, es la primera vez que realizo esta labor, pero se le pilla el truco rápido. También hago un primer esbozo de shari en el tronco.

Una vez transplantado y bastante acercado a su ángulo definitivo. El verde está sin ordenar, pero aunque quedaría una foto más bonita, sería un trabajo inútil, ahora de nuevo empieza la fase cultivo. También aprovecho para poner un poco de pasta selladora a lo largo de los labios recién formados, esto ayudará a una correcta cicatrización evitando en lo posible, el secado por la línea de corte.

A principios de este año y en un centro que estaba en liquidación encontré esta maceta, al módico precio de 9,50 euros. Algunos ya se habrán dado cuenta de la predilección que tengo por buscar materiales asequibles y escapar de la tiranía de los precios habituales en bonsai. Las macetas erán magníficas y me llevé las dos que quedaban. Conforme las ví, pensé en este junípero y que tal vez le quedaría muy bien, así que hoy, 18 de diciembre de 2018, llegó el gran día. ¿Entraría este patito feo en una maceta para cisnes?

Mi experiencia alambrando juníperos es cero, aunque parezca mentira y después de tantos años, nunca he alambrado las ramas verdes de un junípero, así que espero seáis indulgentes. Así que como primera actuación pretransplante, un alambrado de ramas verdes.

Luego vino el limpiado de corteza muerta, eliminado de alambres de los jines y aplicación de sulfocácico, trasplante y sembrado de musgo.

Y así es como quedó. El alambrado del verde es muy mejorable y debo mejorarlo, la próxima ya no será la primera vez, pero la estructura del junípero ya está hecha, sólo me queda pensar en la zona viva y meditar sobre el acortado de algún jin. Después de tanto tiempo, prácticamente diez años desde su compra como planta de jardín, esto empieza a tener color.

14 de diciembre de 2018

FICUS RETUSA

Este es un ficus retusa que durante mucho tiempo estuvo como planta de adorno y que me sirvió para nutrirme de esquejes y ramas para acodos en otros proyectos. Por culpa de eso desarrolló unas raíces muy gruesas y enrolladas, el caso es que cuándo dejó de ser útil como adorno fui a deshacerme de él y entonces me pregunté ¿porqué no lo meto en una maceta de bonsai? Y por ahí estuvo varios años, mientras que poco a poco fui cortándole las raíces para intentar dar un poco de orden a ese batiburrillo.


También le acorté y/o corté todas las ramas gruesas y así estaba en junio de 2018, recién defoliado, había desarrollado muchas ramitas nuevas, así que me puse a intentar sacar algo, al menos me serviría para algún regalo.

El resultado fue éste, al menos tenía dos ramas fuertes laterales con las que voy a intentar obtener un ejemplar tipo achaparrado, ancho y más bien bajito.

 La vista cenital es más halagüeña, así que decido quedarme con él.

Por otra parte y dando uno de esos paseos periódicos por un centro de jardinería, vi que tenían en venta varias bandejas de las que llevan de adorno algunas macetas de bonsai y con unos precios irrisorios que giraban entre 1,5 euros y 2,90 euros y me traje varias. 
Esta que vemos y que mide 36 cms. de largo por 29 de ancho y 2 cms de alto, podría servirme para meter mi ficus "perruno", la calidad de la cerámica es muy buena y me costó sudores hacerle los agujeros de drenaje, el estar esmaltada por dentro pues no es bueno para las plantas y tendré que controlar mejor el riego, la parte buena es que una bandeja similar y dotada de agujeros de drenaje, no la encontraremos por menos de 30 o 35 euros siempre y cuándo no sea de buena calidad y esta me costó 2 euros.

Ya preparada y con casi todos los desconchones ocultos, parece otra cosa.

Así que como hoy me aburría vamos a intentar meter aquí mi ficus, tiene poca altura así que hay que meter una buena capa de drenaje que ocupe el 50% del espacio disponible, la altura interior es de 2 centímetros, así que casi 1 centímetro de drenaje.

Y el ficus ya plantado. Tengo las dos primeras y potentes ramas, y algo que puede utilizarse para el ápìce, ahora sólo me falta que me desarrolle algunas ramas secundarias que me permitan darle la triangularidad adecuada y listo. Un bonsai "low cost" con planta de desecho y bandeja customizada de 2 euros.

Con un punto de vista más perpendicular se aprecia mucho mejor la carencia de ramas secundarias pero la estructura básica está resuelta. Viendo como ha resultado la bandeja, me arrepiento de no habérmelas traído todas, sin dudas, irán siendo utilizadas poco a poco.

4 de diciembre de 2018

ACER SHIRASAWANUM "JORDAN".- OTOÑADA

Los dos últimos temporales de fuerte viento y lluvias en el momento más inoportuno me han dejado los acer temblando, prácticamente pelados sin llegar a terminar de otoñar, aún así intentaré poner alguna foto para matar el mono, este de aquí se trata de un Shirasawanum Jordan comprado en novembre pasado y que a pesar de haberlo dejado con pocas raíces y ramas, ha soportado bastante bien la bienvenida a casa, sus colores son espectaculares. Cuándo ramifique un poco creo que ocupará algún lugar de honor en mis estanterías, albergo grandes esperanzas.

Aquí empezando a otoñar.

 Y en esta, ya tirando hojas.


21 de noviembre de 2018

PINO HALEPENSIS.- LIMPIADO DE ACÍCULAS MUERTAS

Este es un pino halepensis procedente de unas semillas plantadas por mí, cuándo tenía edad de plantar semillas, ya son algunos añitos los que llevamos juntos y necesita un ligero aclarado.

Tiene la particularidad de que salvo para el movimiento del tronco, casi nunca vió el alambre, y su diseño proviene del uso exclusivo de la tijera y la voluntad del propio árbol. Aunque es cuestión de tiempo que termine alambrado, pero de momento, seguirá igual.

 Retornado a su espacio habitual, ahora sí que entrará la luz por todos sus rincones.

12 de noviembre de 2018

III EXPOSICIÓN DE BONSAIS "ADICTOS AL BONSAI" DE CHIPIONA

Durante los días 10 y 11 de noviembre, se ha celebrado en el Palacio de Ferias y Exposiciones de Chipiona, la tercera edición de la exposición organizada por la asociación de Adictos al Bonsai, que a pesar de sus pocas ediciones, ya se ha convertido en todo un clásico entre las muestras de bonsai. Un espacio amplio, una cuidada presentación, la colaboración de otras prestigiosas asociaciones de la provincia y muchísimos bonsais de calidad, la convierten en un evento que el aficionado al bonsai no debe perderse.

Eran muchísimos los bonsais expuestos, aquí os pongo algunos de ellos, no están seleccionados ni escogidos por especies o propietarios o calidad, simplemente que algunos no salieron bien fotografíados.

Sólo entrar por la puerta y viendo el espacio y preparación ya pudimos imaginar que nos esperaba un buen rato de BONSAI en mayúsculas. Un local amplio, bien iluminado y con una presentación más que agradable.

Muchos árboles pero no amontados, bien etiquetados, cada uno con su espacio, y casi perfectamente alineados, lo que daba un aspecto ordenado, sosegado y elegante.

Las fotos están ordenadas por orden alfabético de especies. Si alguien detecta algún error o me puede ayudar a poner el nombre del propietario a los árboles que no lo tienen, agradecería me lo comuniquéis. Gracias.

Acebuche de Manolo Olmedo.

Acebuche.

 Acebuche.

Acebuche de José Antonio Caraballo "Pirri", con el que tuve el placer de departir un rato. Desde aquí te mando un saludo.

Acebuche de Domingo Ordóñez.

Acebuche de José Antonio Caraballo.

Acebuche de Luis Benítez.

Acebuche de Pedro Toledano.

Una bonita planta de acento formada con conchas de ostiones.

Álamo blanco de Fernando Veas.

 Carpe coreano de José Luis Cardoso con un color otoñal espectacular.

 Bignonia de Rosendo Martínez.

 Ciprés de Miguel A. Carrasco.

Ciprés de Germán Fernández. Tampoco pudo ser esta vez, amigo.

Composición de suisekis de Javier Comendador.

 Ficus retusa.

Ficus retusa de Juan Carbú.

Ficus retusa de José Antonio Caballero.

Ficus de Fernando Veas.

Higuera de José María Márquez. Me causó una grandísima impresión, no la había visto nunca.

 Junípero de Francisco Ferrera.

Junípero de Javier Montalbán.

Junípero de Javier Montalbán.

Junípero de Pedro Toledano.

Junípero de Javier Montalbán.

 Junípero de Francisco Ramírez.

Junípero de Agustín Benítez.

Junípero de Javier Comendador.

Junípero de José María Campos.

 Junípero de Paco Rosillo.

 Junípero de Paco Torrebejano.

Manzano de José Antonio Caballero.

Mirto de Ana Ruiz Alvarez.

Mirto de Fernando Veas.

 Mirto de Rosendo Martínez.

Mirto de Salvador.

Olivo de Fernando Veas.

Olivo de Miguel Angel Carrasco.

Olmo de la Asociación El Pinsapo.

Pino negro de Gonzalo Delgado.

Pino negro de Luis Benitez.

 Pino negro de Juan Galvín.

Pino de José María Campos.

 Piracanta de Adrián Ortega.

Scheflera de José Luis González.

 Tamarix de Paco Torrebejano.

Tamarix de Ana Ruiz Alvarez.

 Thuya de Fernando Vidal.


Ciprés de Joaquín Carrascoso.

 Ullastre de José Luis Cardoso.

Sorprendimos a Mateo de Mateobonsai.site en plena acción, sacando tomas para sus magníficos vídeos y buscando ángulos nunca visto en otros videos de bonsai.

Me encanta conocer gente con ilusiones y que trabaja por conseguir sus sueños. Desde aquí un fuerte abrazo y ánimos.
Quién esté interesado en ver sus vídeos, podréis hacerlo en su canal de Youtube Objetivo Japón.

Espero os haya gustado.