17 de abril de 2019

REMODELACIÓN DE MI AZOTEA.- FASE II

Esta segunda parte afecta a una L de unos 19 metros lineales por 2,30 metros, dónde la exposicón al sol también es total, con la diferencia de que dispone de sombreador que evita el sol directo en las horas centrales del día, salvo en la parte corta de esa L, que es pleno sol total.

Así era en 2007, el día de la colocación de las baldas de madera.

Así en 2016 después de eliminar la mitad de los estantes de madera, dejando sólo una altura en el 50% de la longitud y usando escuadras metálicas y solería. Un montaje muy resistente pero más bien feo.

Así el día del desmontaje.

 Una vez tirados los niveles y tomadas las distancias, comienza la ardua labor de poner ladrillos.

Para la esquina, corto un par de rasillones a 45º.

El día D+4 queda lista la albañilería y el colocado de rasillones, ya en espera de recibir las plantas.


Y comienza el colocado de ejemplares, no le doy mucha importancia a la situación, de momento lo único que me preocupa es ocupar espacio y poder valorar los ejemplares que no tendrán cabida. Además amenaza lluvia y quiero dejar vacío, el espacio que ocupan las plantas para unos ajustes pendientes en la Fase I.

Aunque los palmatums tendrán su lugar específico, de momento los coloco aquí, llevan unos días metidos en rincones y no se lo merecen. Comienza a llover y de momento tengo que parar.

Una vista conjunta de la Fase I y la Fase II.

Escampa y aprovecho para terminar el movimiento de macetas.

Es sorprendente la cantidad de resíduos que ha generado esta pequeña remodelación, sobre todo, teniendo en cuenta que todas las estanterías antiguas ya fueron llevadas al punto limpio.

No hay comentarios: