24 de marzo de 2020

LA CONVENIENCIA DE INCLINAR LAS BANDEJAS DE BONSAI EN ÉPOCAS LLUVIOSAS

En épocas de contínuas lluvias y si usamos bandejas grandes y planas resulta más que conveniente el inclinar las macetas para facilitar el drenaje, por la especial forma de estas bandejas, el agua y aunque tengamos un sustrato perfectamente drenante, tiende a encharcarlo, afortunadamente las buenas macetas disponen de buenos agujeros de drenaje o si tienen pocos, están situados cerca de los extremos de la maceta, están diseñadas expresamente para que el tumbado sea más efectivo.

ACLARACIÓN: Cuando hablo de encharcamiento no me refiero al agua que se estanca debido al mal o nulo drenaje, sino al agua que se queda acumulada entre los granos del sustrato y que no se drena debido a las fuerzas eléctricas con que se atraen las moléculas de agua que impiden su caída, así como a las características eléctricas del sustrato y su capilaridad.

Aquí vemos una maceta japonesa de Yokkaichi que sin ser de máxima calidad, si podemos considerarla bien terminada y a unos precios razonables para los aficionados y por tanto, de gran aceptación y ventas. Esta maceta y a pesar de tener solamente dos agujeros, están aceptablemente ubicados al estar situados cerca de los extremos de la maceta.

Aquí os pongo un video que se nos permite comprobar hasta que punto se acumula agua, llevaba unas siete horas sin llover, tiempo más que prudencial para que hubiese drenado perfectamente y a pesar de eso, la fina capa de sustrato estaba totalmente atiborrada de agua. Fue inclinar la maceta y el agua fluyó durante al menos, cinco minutos.

Hasta aquí la entrada normal, pero a los más curiosos nos puede asaltar una pregunta: Si tenemos poco sustrato, perfectamente drenante, dos agujeros de drenaje de tamaño aceptable y la maceta al ser grande tiene una gran superficie de evaporación ¿porqué pasa esto?

Si eres de los que también te lo has preguntado, siéntate tranquilo y sigue leyendo. Intentaré evitar en todo lo posible conceptos técnicos y datos superfluos, pero para entenderlo hay que conocer algunos principios básicos de la Dinámica de los Fluidos, propiedades de algunos materiales y la fabricación y diseño de macetas.

PREÁMBULO
Aunque las conclusiones obtenidas son perfectamente extrapolables a otras macetas de bonsai, aquí me estoy refiriendo exclusivamente a las bandejas de perfil bajo, no más de 3 centímetros de altura. La maceta del ejemplo tiene las siguientes medidas interiores: altura (H) 1,5 centímetros, largo (L) 34 cms y ancho (A) 25 cms.

CONSIDERACIONES

Hay un hecho contrastado y que debemos tatuarnos en la piel, una bandeja grande y de poca altura siempre drenará peor que una maceta igual de grande pero mucho más alta. Partimos de la base de que el sustrato y capa drenante son exactamente iguales en ambos casos. Pero ¿por qué pasa esto?

En la evacuación de agua, además de la capacidad drenante del sustrato y su capilaridad (fuerza ascendente que permite que el agua suba venciendo la fuerza de la gravedad) que ya hemos acordado como exactamente iguales para todos los casos, intervienen tres factores principales: las propiedades del agua, la fuerza de gravedad y el diseño de la maceta.

1. FACTORES RELATIVOS AL AGUA.

El agua en reposo está afectada por cuatro fuerzas fundamentales. Estas fuerzas son la cohesión, que es la fuerza con que se atraen entre sí las moléculas de agua gracias a sus cargas eléctricas, la adherencia que es la capacidad que tiene el agua para pegarse a otros materiales que también disponen de carga eléctrica, la tension superficial que es la capacidad de atracción que tienen las moléculas de agua en la lámina superficial, es parecido a la cohesión pero con la diferencia de que esta tensión se provoca en la parte superior de la lámina de agua, al no existir otras moléculas de agua con las que poder cohesionarse por su parte superior.
La cohesión afecta a las moléculas en sus tres dimensiones, están en contacto por arriba, abajo y lados. Esto representa una fuerza que contrarresta en parte la fuerza de la gravedad y pone más difícil la evacuación de agua.



La tensión superficial no está afectada por la atracción de otras moléculas de agua por su parte superior lo que provoca que la fuerza de atracción con las laterales sea más intensa. Nuevamente esta capa también ejerce un efecto imán sobre las moléculas con las que mantiene contacto.


Recordemos que una molécula de agua está formada por dos átomos de hidrógeno con carga positiva y uno de oxígeno con carga negativa. Y estas cargas eléctricas son las que provocan el efecto imán, al atraerse con otras.





2,. FACTORES RELATIVOS A LA FUERZA DE LA GRAVEDAD.

Como segundo factor está la fuerza de la gravedad que todos conocemos y que determina el peso del agua en relación a su volumen. Sabemos que el peso es la fuerza con que la Tierra atrae un objeto por acción de la gravedad y para explicar el efecto que se produce en una maceta de perfil bajo nada más fácil que utilizar dos tubos de ensayo, uno de ellos con una medida X de agua cuyo peso será X, y otro que contiene 5 veces esa cantidad, o sea, 5X. ¿En la base de qué tubo de ensayo habrá más peso? Pues eso.
En las bandejas de bonsai también pasa lo mismo, la fuerza ejercida por la gravedad en una maceta con muy poco sustrato en altura será una fuerza muy pequeñita, ya que la columna de agua será pequeñita, y será fácilmente neutralizada por la fuerza con que se atraen las moléculas de agua, mientras que si la maceta es alta y llena de sustrato, la presión ejercida en la capa inferior será lo suficientemente importante como para vencer las fuerzas de cohesion y adhesión de las moléculas de agua y el drenaje se efectuará más fácilmente.

Usando nuevamente los tubos de ensayo podemos verlo fácilmente. En un tubo horizontal el agua se distribuye a lo largo de toda la longitud del tubo por lo que la tensión superficial (TS) es máxima y por contra, la altura de la columna de agua es pequeña por lo que su peso (fuerza ejercida por la atracción terrerestre) es pequeña. En cambio, si inclinamos el tubo pues el agua se acumula en uno de sus extremos, disminuimos la tensión superficial y aumentamos la altura de la columna de agua y por tanto su peso, por lo que el drenaje se realizará más fácilmente y además eliminamos agua de una gran parte del tubo.


Alguno de los que haya llegado hasta aquí podría preguntarse ¿entonces que más da usar una maceta de poca altura o más alta, si cuando el nivel de agua llegue a X, en ambos casos sucederá la mismo? ambas macetas tendrán un nivel de agua bajo y sufrirán los mismos efectos físicos y quedarán estancadas igualmente.

Pues no, aquí es donde entra en juego el fenómeno del que hablábamos al principio, la capilaridad (fuerza ascendente que permite que el agua suba venciendo la fuerza de la gravedad), y esta es la gran diferencia, en nuestras macetas usamos habitualmente sustratos inertes granulados (también es aplicable al sustrato orgánico, pero como no solemos usarlo pues ni lo nombro), sea akadama, kiryuzuna, kanuma o pómice, da igual, todos estos sustratos tienen gran capilaridad por lo que en una maceta con una altura aceptable de sustrato granulado y conforme vayan secándose las capas superiores, el agua irá ascendiendo por capilaridad, anulando rápidamente el encharcamiento en la zona baja pero en una maceta con poca altura de sustrato, la capilaridad también será muy pequeña redundando en que el agua encharcada en los espacios intergránulos, permanecerá mucho más tiempo, y esto, como todos sabemos, no es bueno para las raíces. Y no digo nada si además la tenemos cubierta con una capa de musgo. pero del musgo hablaremos otro día.


3.- FACTORES RELATIVOS A LA MACETA

Una maceta de perfil bajo debe ser elegida cuidadosamente ya que como hemos visto anteriormente, el agua es un elemento con partículas eléctricas diseñadas especificamente para mantenerse unidas, una maceta baja y medianamente grande ofrece una superficie ideal para que la fuerza de la gravedad sea neutralizada por la fuerza eléctrica que unen las moléculas de agua y por tanto, entorpezcan el buen drenaje.

También debemos tener en cuenta que el material con las que están fabricadas es poroso en mayor o menor medida, esta cualidad que en principio es buena y recomendable ya que al empaparse consiguen alargar los periodos de humedad en las raíces se vuelve en nuestra contra en periodos prolongados de lluvia, este humedecido lo único que consigue es que las moléculas de agua que entran en contacto con el fondo de la maceta intenten mantenerse unidas a las moléculas de agua introducidas entre los poros de su material de construcción, entorpeciendo el drenaje.

Esto es lo que hace necesario que si nuestra maceta no dispone de muchos agujeros de drenaje, al menos los que tenga que estén en los extremos de la maceta, ya que facilitarán la salida de agua cuando sean inclinadas.

Si nuestra maceta no reune estas condiciones, lo que pasará será esto que muestra el video, al carecer de agujeros bien colocados, el agua también se evacuará pero lo hará por rebose, quedando parte del agua acumulada justo en esa esquina de la maceta, aunque siempre esto será mejor a tener todo el sustrato encharcado.

CONCLUSIONES

1. Si vamos a comprar una maceta de poca altura es interesante fijarnos en los agujeros de drenaje, una buena bandeja debe tener buenos agujeros de drenaje repartidos por toda su superficie.


 Y si no los tiene, al menos que dos de los que tenga estén muy próximos a los laterales de la maceta.

Desechar automáticamente bandejas con un solo agujero de drenaje. Estas las dejamos para que siembren geranios.

2.- Usar siempre las mezclas de sustratos más drenantes que podamos, evitando en lo posible usar sustratos orgánicos en las bandejas de muy poca altura.

3. Si tenemos macetas de poca altura y se preven lluvias contínuas o ha llovido recientemente es aconsejable inclinar las macetas para facilitar la evacuación del agua que, por muy buen drenaje que tengamos, seguro quedará estancada.

Con esta simple acción nos estamos asegurando de que las raíces de nuestras plantas tendrán una salud envidiable lo que repercutirá directamente en el buen estado general de nuestro bonsai.

No hay comentarios: